14 días por España

Dos semanas de contrastes, de tanto y de mucho; aunque siempre al regreso quiero más. Nunca me cansaré de viajar, es demasiado lo que me falta por conocer. Por el momento me voy a concentrar en compartir los lugares escogidos en estas vacaciones por el norte de España. Bueno, tiene un leve desvío hacia el sur de Madrid, pero está totalmente justificado.

Aquí un poco de todo: paisajes muy guapos, cachopos riquísimos y una marea tan variante. Debo señalar que algunos de los lugares visitados en este recorrido son poco frecuentados por turistas; este tipo de turismo es el que contemplo al planificar mis viajes.


"El momento más alegre en la vida humana es en la partida hacia tierras desconocidas".
–Richard Burton.

DÍA 1 - Consuegra, Toledo

El vuelo desde San Juan, Puerto Rico llegó temprano esa mañana de junio a Madrid, España. Era la primera vez que nuestros hijos viajaban a Europa, por lo que mi esposo y yo nos aseguramos de mantenerlos bien ocupados el día que pisaron suelo español para minimizar el jet lag. Alquilamos un auto en el aeropuerto y nos dirigimos hacia el sur (sí, al sur, luego fuimos al norte). Consuegra en Toledo, está a una hora y media del aeropuerto de Barajas.  

Era más fácil, y hasta lógico, escoger un punto medio entre Madrid y nuestro próximo destino al norte: Cudillero, Asturias. No obstante, en nuestras pasadas vacaciones a España no pudimos visitar los Molinos de Consuegra, por lo que era necesario hacerlo en esta ocasión; aquí la justificación para el breve desvío.


DE INTERÉS:

Una manera divertida de aprender sobre la historia de Consuegra: Visita teatralizada en el Castillo de Consuegra.

GASTRONOMÍA:

Justo antes de llegar a los Molinos de Consuegra hay un pequeño restaurante: Doña Jimena. Allí picamos un poco de migas y queso de oveja.

HOSPEDERÍA:

Esa noche nos quedamos en Madrid: Hotel Mayorazgo


–¿Qué gigantes? –dijo Sancho Panza. 
–Aquellos que allí ves –respondió su amo– de los brazos largos,
que los suelen tener algunos de casi dos leguas. (Don Quijote)

Día 2 - De Madrid a Cudillero, Asturias

Partimos hacia el norte por la ruta Castilla y León. Dejamos atrás el calor de la ciudad de Madrid y en solo media hora de camino, el cambio de paisaje era notable. En el trayecto para llegar a Cudillero en Asturias nos detuvimos en el camino a almorzar, a oler las flores y a contemplar las montañas adornadas de verde y amarillo. Una vez llegamos a Oviñana, el pueblo que escogimos como base del área, buscamos la casa rural donde nos quedaríamos por varios días, para luego visitar la villa de Cudillero; a solo media hora de nuestro hospedaje.  


De interés:

En Cudillero: Ruta del Puerto Viejo al Faro y la Ruta Plaza del Ayuntamiento al Mirador El Pito

Gastronomía:

En Cudillero:  Los Arcos Casa Carrasco probamos, entre otras delicias, la sidra estanciada y un flan de queso exquisito.

Hospedería:

Dos noches en Oviñana: Casa Abuelo - Casa Xana


"Viajar es la mejor manera de perderse y encontrarse al mismo tiempo". –Brenna Smith.

Día 3 - Oviñana en Asturias y Ribadeo en Galicia

Durante la mañana nos quedamos en Oviñana para llegar hasta Cabo Vidio. Alfonso, el dueño de la panadería donde desayunamos, nos recomendó recorrer el trayecto hacia el cabo en bicicleta.¡Qué experiencia! Por la tarde nos fuimos en auto hasta Ribadeo, a una hora de distancia, para explorar la Playa de las Catedrales. Después de las cinco de la tarde es que empieza a bajar la marea y se pueden apreciar mejor las inmensas rocas. Después, regresamos a Cudillero para cenar y ver la villa por la noche. ¡Todo un espectáculo!


De interés:

Cabo Vidio en Oviñana, Asturias

Playa de las Catedrales en Ribadeo, Galicia

Villa Cudillero

Gastronomía:

En Oviñana: Cai Milio

En Ribadeo: Rincón del Gordo

En Villa Cudillero: Restaurante El Faro donde probamos por primera vez los cachopos (comida típica de la región) y pescado verdaderamente fresco.

Hospedería:

Dos noches en Oviñana: Casa Abuelo - Casa Xana


"No se recuerdan los días, se recuerdan los momentos". –Cesare Pavese

Día 4 - De Oviñana a Cangas de Onís, Asturias

El cuarto día de viaje, el recorrido en auto hacia nuestro próximo destino era solo de una hora y media. Nos adentramos al puro verdor del norte de España. En la ruta hacia Cangas de Onís nos detuvimos en Villaviciosa, donde almorzamos y recogimos frambuesas. Tuvimos una experiencia de lo más interesante en el restaurante donde fuimos. Llegamos a la una de la tarde y esperamos hasta las dos para que nos sirvieran la comida. Los meseros nos dejaron muy claro que la prioridad de almuerzo era para los trabajadores del área. ¡Éramos los únicos turistas! Luego de finalmente almorzar, continuamos hacia Cangas de Onís.


De interés:

El Malain, Villaviciosa

Gastronomía:

Desayuno: Café Marley, Altos de Nalón

Almuerzo: Nuevo Busto, Villaviciosa

Hospedería:

Cuatro noches en Cangas de Onís: La Casona de Con


"Dos senderos se abrían en el bosque y yo… yo tomé el menos transitado". –Robert Frost

Día 5 - Picos de Europa, Cangas de Onís, Asturias

Compramos una excursión a los Picos de Europa para hacer la Ruta del Cares, parte del trayecto en una guagua 4X4 y la otra caminando. Sin embargo, debido a la lluvia y al frío, hicimos toda la ruta en carro.  Al llegar a la Horcada del Valcavao ¡estaba nevando! Según nos contó nuestro guía David, muchas personas no viajan a Asturias por el clima tan cambiante. Mientras estuvimos allí, llovió por varios días, sin embargo, esto no opacó la belleza del lugar. Simplemente, cambiamos de planes para acoplarnos a la temperatura y al clima.


De interés:

Picos de Europa

Aventuras Norte: Ruta del Cares

Gastronomía:

Desayuno: Casona de Con

Almuerzo: Llevamos meriendas y sándwiches a la excursión

Cena: Casona de Con

Hospedería:

Cuatro noches en Cangas de Onís: La Casona de Con


"No soy la misma habiendo visto la luna o el otro lado del mundo". –Mary Anne Radmacher.

Día 6 - Peruyes y Colunga, Asturias

Este fue un día que tuvimos que modificar los planes por la lluvia y las mareas. Se suponía que fuéramos a hacer espeleo paddle board por la costa de Llanes, entre las rocas del mar. Sin embargo, el operador canceló la excursión porque no era seguro estar en el agua ese día. Decidimos entonces visitar la playa La Griega en Colunga donde hay yacimientos jurásicos. Ni huellas, ni fotos; llovía demasiado.

Javier, el dueño de la Casona de Con, nos había recomendado un restaurante en Peruyes muy famoso entre los locales. Nos dijo claramente: van a pensar que el camino no les llevará a ningún lado, pero sigan y encontrarán el restaurante. Llegamos a un negocio en medio de la nada, mojados y con mucho frío, luego de dudar si estábamos en la ruta correcta. Los exquisitos platos que probamos definitivamente aclararon el día. Por la tarde, paseamos por los alrededores de la Casona de Con, desde donde contemplamos los Picos de Europa.


De interés:

Playa La Griega, Colunga

Gastronomía:

El Molin de Mingo, donde probamos el famoso arroz con pitu, que no es otra cosa que arroz con pollo.

Hospedería:

Cuatro noches en Cangas de Onís: La Casona de Con


"Viajar tiende a magnificar todas las emociones humanas". –Peter Hoeg.

Día 7 - Lagos de Covadonga, Asturias

Otro día lluvioso. Era imposible irnos de Asturias sin antes visitar los Lagos de Covadonga. Con capas de lluvia y bien abrigados, hicimos el recorrido por los lagos Enol y el Ercina. De vez en cuando escampaba y podíamos tomar algunas fotos. El paisaje húmedo, por la neblina y las gotas, no dejaba de presentarse majestuoso. Nos llamó la atención las muchísimas vacas por todos lados, no solo en las montañas, sino en la carretera; además de cabras en lo alto de los riscos. ¡Valió la pena la aventura mojada!  


De interés:

Lagos de Covadonga

El Santuario

Gastronomía:

Sidrería La Reconquista en el Parque Nacional Lagos de Covadonga

Hospedería:

Cuatro noches en Cangas de Onís: La Casona de Con


"Una vez al año, ve a algún lugar en el que no has estado antes". –Dalai Lama

Día 8 - De Asturias al País Vasco

De Cangas de Onís partimos hacia Amorebieta-Etxano. Son dos horas y media de camino, que se alargaron, como es nuestra costumbre, al detenernos en varios lugares. Primero fuimos a Llanes, donde recorrimos el Paseo San Pedro y el Casco Antiguo; allí almorzamos. Luego nos detuvimos en Colombres para ver las Casas Indianas. Después llegamos a Bilbao para pasear por el Museo de Guggenheim y cenar en algún restaurante de Las Siete Calles.      


De interés:

En Llanes: Paseo San Pedro, Cubos de la Memoria y Casco Antiguo

En Colombres: Casas Indianas

En Bilbao: Museo de Guggenheim y Las Siete Calles (Casco Antiguo).

Gastronomía:

En Llanes para almuerzo: En el Restaurante Bar Parilla volvimos a comer cachopos y por supuesto sidra.

En Bilbao para cena: Restaurante Amarena donde aprendimos el significado de la palabra txikiteros; que eran los hombres que se iban de poteo por los bares después de trabajar.

Hospedería:

Cuatro noches en Agroturismo Ibarra, Amorebieta.


"El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". –San Agustín

Día 9 - Gaztelugatxe, Bermeo, País Vasco

Desde nuestra hospedería rural en el País Vasco llegamos en una hora a San Juan de Gaztelugatxe. Luego, llegar a la capilla a pie puede tomar entre media hora y cuarenta y cinco minutos; se deben usar botas de senderismo o tennis. Puede ser un poco difícil caminar la ruta en sandalias flip-flop. Primero hay que bajar por un camino pedregoso y luego se suben los 241 escalones. Es recomendable llevar mucha agua y una merienda para disfrutar en el tope de la montaña. Tocar la campana de la ermita y pedir un deseo es necesario. 


De interés:

San Juan de Gaztelugatxe

Gastronomía:

Desayuno: Café Iruña, aquí se desayuna con vino o cerveza. Nosotros preferimos el tradicional jugo de naranja con montaditos; son sandwiches pequeños.

Hospedería:

Cuatro noches en Agroturismo Ibarra, Amorebieta.


"Vayas a donde vayas, ve con todo tu corazón". –Confucio

Día 10 - Zumaia y Mundaka, País Vasco

Por la mañana fuimos hasta Zumaia para caminar por la Ruta del Flysh en el Geoparque de la Costa Vasca; los impresionantes acantilados, formados a través de millones de años, estaban en la lista de lugares para visitar en estas vacaciones.  

Ya en la tarde nos dirigimos a Mundaka donde daríamos un paseo en barco por la ria de Urdaibai. El recorrido es después de las cinco de la tarde, porque es cuando sube la marea. Ya habíamos observado el cambio de marea repentino en la Playa de las Catedrales, en Galicia, pero el de Mundaka fue mucho más impresionante. Llegamos a este pueblo de surfers alrededor de las dos de la tarde y la playa de Laida estaba perfecta para disfrutar tanto de una baño de sol en la arena, como de un chapuzón en el mar. Horas más tarde, la marea subió bastante como para pudiéramos hacer el recorrido en bote. Cuando terminó la excursión, varias horas después, pasamos por la Playa Laida de nuevo y el mar había retrocedido considerablemente; en algunas secciones se veía la arena hasta el otro lado de la orilla.


De interés:

Zumaia: Ruta del Flysh y fuente de la película Ocho apellidos vascos.

Mundaka: Excursión por Ría de Urdaibai, playa de Laida, puerto de Mundaka, punto de Atalaya.

Gastronomía:

Zumaia: Restaurante San Telmo Cofradía

Hospedería:

Cuatro noches en Agroturismo Ibarra, Amorebieta


"Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. –Henry Miller

Día 11- Abadiño, País Vasco

Nuestro último día en el País Vasco fue en Abadiño, cerca del Parque de Urkiola. Ese día ordeñamos ovejas y aprendimos a hacer cuajada. Conocimos a Paxti, quien antes de ser pastor atendía una barra en Bilbao. También compartimos con sus tres perros pastores: Harry, Bolie y Nezca. Además, Paxti nos contó los detalles del proceso de elaborar el queso Idiazabal. Luego, fuimos al poblado de Abadiño a almorzar y a caminar un poco. Una vez más, éramos de los pocos turistas en el área.


De interés:

Parque Urkiola

Pastor por un día, Alluitz Natura, Barrio Mendiola

Gastronomía:

Restaurante Abarquetero en Abadiño.

Hospedería:

Cuatro noches en Agroturismo Ibarra, Amorebieta


"Viajamos para cambiar, no de lugar, sino de ideas".

Dia 12 - De Amorebieta-Etxano a Madrid

Ya el viaje estaba llegando a su fin; del País Vasco regresamos a Madrid. Eran varias horas de viaje, que otra vez, sumaron algunas más, ya que nos detuvimos en Burgos. ¡Claro que fuimos a una bodega! También compramos varias botellas de vino. Allí no enteramos cómo el nacimiento del vino Ribera del Duero desplazó por completo al Rioja; hasta el punto que en la bodega Doña Blasa hay más de ocho mil botellas del vino Rioja almacenadas. Después de almorzar, salimos para Madrid


De interés:

Bodega Doña Blasa en el Restaurante El Mesón de Villa

Gastronomía:

Restaurante El Mesón de Villa

Hospedería:

Dos noches en Madrid: Hotel Mayorazgo


"Un viaje es lo único que compras que te hace más rico".

Día 13 - Madrid

Ya en Madrid recorrimos algunos lugares tradicionales como la Plaza Mayor y la Puerta del Sol. En una onda más hipster nos adentramos al Barrio de las Letras y al Barrio Malasaña. Encontramos antigüedades, libros, bicicletas y, por todos lados, gente paseando perros. En una ciudad cosmopolita como Madrid, cada rincón de estos barrios grita simpleza, paz y buena vibra; una nota que es la verdadera clave de nuestros viajes y de la vida misma. 


De interés:

Barrio de la Letras: Flamenco en Villa Rosa, Fiesta de la Decoración, Calle Huertas, Calle Lope de Vega, Calle del Prado

Barrio Malasaña: Mural en la Farmacia Juanse, Fiestas de la Calle Pez, Mercadillo en la Plaza Dos de Mayo

Gastronomía:

Barrio de la Letras: El Barril de las Letras

Barrio Malasaña: Mesón O' Luar

Hospedería:

Dos noches en Madrid: Hotel Mayorazgo


"Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía".
–José Vasconcelos

Día 14 - De regreso a San Juan, Puerto Rico

dejavutravelpr

“Vivimos en un mundo maravilloso que está lleno de belleza, encanto y aventura. No hay un límite para las aventuras que podemos tener siempre y cuando las busquemos con los ojos bien abiertos”. –Jawaharial Nehru