Ballenberg, un viaje en el tiempo

Coordenadas: 46°45′N 8°04′E

Hace algún tiempo...

Cuando escucho los cuentos de la niñez de mi mamá en los campos de Puerto Rico, sospecho lo privilegiados que podríamos ser quienes nos criamos en los setenta y ochenta en áreas más urbanas o en otras condiciones económicas. Sin embargo, a la misma vez, pienso que nuestros antepasados rurales eran más diestros e ingeniosos que nosotros y, por consiguiente, nos hemos perdido de aprender tareas básicas como hilar, hacer pan y ordeñar una vaca. En la visita que hice al Museo al Aire Libre Ballenberg, en Hofstetten bei Brienz, pude imaginar como hubiera sido mi vida de haber nacido unas décadas antes.  

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    El museo está organizado por regiones geográficas, cuyas diferencias también son palpables en el diseño de las casas. Foto: Tamara Carra.

El museo está organizado por regiones geográficas, cuyas diferencias también son palpables en el diseño de las casas. Foto: Tamara Carra.

Una vivienda para todos

En este museo al aire libre, localizado en el cantón de Berna, hay sobre cien casas donde se recrea cómo se vivía hace más de seis décadas. Una particularidad era la necesidad de separar espacio en la vivienda familiar para los animales. Ubicaban a las vacas, caballos, conejos, cerdos y gallinas en el primer piso, dejando el segundo nivel para la familia. Me pareció interesante ver que el área donde compartía la familia era, al igual que hoy, un elemento importante en la distribución de una casa. No obstante, el pragmatismo dominaba en el diseño.  Por ejemplo, durante el invierno y ante la falta de energía eléctrica, el horno se usaba para cocinar y a la vez mantener el cuarto caliente. En este mismo espacio, después de comer, se aprovechaba para remendar piezas de ropa o disfrutar de un juego de mesa. 

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    Antes de visitar el museo, vale la pena repasar las demostraciones que llevarán a cabo ese día para organizar el recorrido según las que se interesa presenciar. Foto: Tamara Carra.

Antes de visitar el museo, vale la pena repasar las demostraciones que llevarán a cabo ese día para organizar el recorrido según las que se interesa presenciar. Foto: Tamara Carra.

Hilos y rueca

La primera vez que escuché la palabra rueca fue leyéndole a mi hijo el cuento de la Bella Durmiente. Fue fascinante para ambos ver esta herramienta para coser en vivo y en uso, durante una de las múltiples demostraciones que hacen en el museo para que los visitantes puedan visualizar mejor como era la vida de antaño. Había una señora hilando en una rueca; combinaba hilos de diferentes colores hasta formar un pedazo de tela que utilizó para crear una bolsa donde guardar el pan. Había otras piezas en exhibición confeccionadas con este instrumento y disponibles para la venta; que incluían mantas, delantales y hasta camisas.

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    Esta versión del Mühlespiel (juego del Molino), un pasatiempo de estrategia que data del imperio romano, estaba tallado sobre una tabla de madera y usaba botones como piezas de juego. Foto: Tamara Carra.

Esta versión del Mühlespiel (juego del Molino), un pasatiempo de estrategia que data del imperio romano, estaba tallado sobre una tabla de madera y usaba botones como piezas de juego. Foto: Tamara Carra.

A jugar afuera

Mientras el espacio interior de la casa se distribuía para acomodar la familia, los animales, el taller de trabajo y área para conservar alimentos (como quesos, jaleas, carnes secas, etc), el exterior era igualmente versátil. Además de separar espacios para secar la ropa, alimentar los animales y cultivar huertos, se dejaban áreas comunales para la recreación.

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    Rústico juego de bolos con el que nos divertimos jugando, aunque casi no podíamos cargarlo por estar construido en madera sólida. Foto: Tamara Carra.

Rústico juego de bolos con el que nos divertimos jugando, aunque casi no podíamos cargarlo por estar construido en madera sólida. Foto: Tamara Carra.

Madera con astillas

Además de casas de familia, en el museo recrean talleres de trabajo, según lo requerían las diferentes profesiones como: herreros, ceramistas, estilistas de cabello, maestros y talladores.  Para mi hijo y su amigo, en primero y segundo grado respectivamente, fue sumamente curioso entrar a un salón de clase donde pudieron comparar la decoración antigua con la que impera ahora en sus escuelas. Un detalle que nos llamó la atención fue que, en aquella época, los estudiantes se ponían un tipo de guante para cubrir la parte del brazo que descansaba sobre el mueble y así proteger su ropa de desgarres. Los muebles de madera muchas veces estaban astillados, ocasionando que se pudiera rasgar la única camisa con la que el niño contaba.

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    En la decoración de esta escuela impera la sencillez y la madera.  Foto: Bruny Nieves.

En la decoración de esta escuela impera la sencillez y la madera.  Foto: Bruny Nieves.

Queso como moneda

Como en épocas pasadas no existían ni las neveras, ni el concepto de supermercado, para comer había que sembrar y conservar para consumo futuro o para cuando el clima no permitiera cosechar.  Por ejemplo, la cantidad en exceso de leche que no se consumía de inmediato para beber o hacer mantequilla, se usaba para producir quesos.  En la Suiza de antaño, el queso se llegó a utilizar como moneda de pago u objeto de trueque.  

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    Proceso de hacer queso, durante el cual se va moviendo la leche para cortarla, en una olla caliente.  Foto: Bruny Nieves

Proceso de hacer queso, durante el cual se va moviendo la leche para cortarla, en una olla caliente.  Foto: Bruny Nieves

Energía hidráulica

El molino tenía una función protagónica, por lo que canalizar agua de ríos, lagos o cascadas era sumamente importante.  Con la energía hidráulica generada por el molino, se podía activar maquinarias para moler el trigo, hacer harina y hasta para cortar troncos de árboles.  La madera se utilizaba para hacer planchas que luego se aprovechaba para fuego, para construir muebles o para techar las casas.  Tanto grandes como chicos salimos con nuevos conocimientos al terminar este viaje por tiempos pasados y con una reforzada apreciación por todos los que aún trabajan la tierra o laboran con sus manos.

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    El Museo al Aire Libre Ballenberg está abierto al público de abril a octubre, permanece cerrado durante el invierno. Foto: Bruny Nieves

El Museo al Aire Libre Ballenberg está abierto al público de abril a octubre, permanece cerrado durante el invierno. Foto: Bruny Nieves


Prácticas de turismo consciente:

1. Reconocer y agradecer el trabajo obrero.
2. Aprender sobre la importancia de los recursos naturales.
3. Apreciar el ayer y la historia de nuestros antepasados.  


    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    Los rolos que se utilizaban en los salones de belleza para el 1950. Foto: Bruny Nieves

Los rolos que se utilizaban en los salones de belleza para el 1950. Foto: Bruny Nieves