París, más allá de los enamorados

Coordenadas 48°51′24″N 2°21′03″E

Dice el dicho: crea fama y acuéstate a dormir. Y aunque no sé si ha sido por diseño o por casualidad, por años París ha sido considerado el destino típico para ir de luna de miel o con un novio. ¿Me encuentro en la minoría por haberla visitado primero con una amiga y las últimas dos veces con mi hijo?  No hay que negar que es una ciudad romántica, pero pienso que como todo destino, París puede visitarse y disfrutarse aún sin estar extasiado de amor hacia una pareja. Es más, sus puntos de referencia más notables y conocidos, el Museo del Louvre, la Catedral de Notre Dame, la Basílica del Sagrado Corazón y la Torre Eiffel no la definen como una ciudad exclusiva para enamorados. Asi que agarra tu pasaporte, unos cuantos Euros y, con compañía o sin ella, de seguro tendrás un Bon Voyage!  

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    Subir la Torre Eiffel permite apreciar otra vista de la ciudad asi como la admirable visión que tuvo su creador, el Ingeniero Gustave Eiffel. Foto: Bruny Nieves

Subir la Torre Eiffel permite apreciar otra vista de la ciudad asi como la admirable visión que tuvo su creador, el Ingeniero Gustave Eiffel. Foto: Bruny Nieves

Torre Eiffel, un espectáculo en cualquier temporada

¡No puedes irte de París sin subirla, pues además de ser una de las estructuras más reconocidas mundialmente, es epítome de Francia! Aunque no permiten acceso hasta el tope, alcanzas suficiente altura para poder apreciar el paisaje de trescientos sesenta grados.  Para ascender a este área de observación, desde donde puedes divisar puntos claves de la ciudad, normalmente hay que hacer una fila larga, pero vale la pena.  Es menos larga si decides subir las escaleras que te llevan a los primeros dos niveles, pues la opción de subir por elevador conlleva más tiempo de espera.  Ir por las escaleras es equivalente a un buen entrenamiento, que puedes hacer más ameno parando cada cierto tiempo para tomar aire y leer los rótulos informativos e históricos que encuentras a través. Asi que, coge ánimo y respira profundo: nosotros subimos con un niño de seis años, así que no hay que tenerle miedo.

A París se conoce como ‘la ciudad de las luces’ por ser una de las primeras en Europa en adoptar el concepto de alumbrado público. Pero imagino que para los espectadores contemporáneos el espectáculo de luces que ilumina a la Torre Eiffel al caer la noche, por cinco minutos al comienzo de cada hora, ayuda a reforzar este apodo.  Para una foto memorable y poder apreciar las veinte mil luces que la iluminan, debes alejarte un poco de la Torre. 

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    En verano los alrededores de la Torre Eiffel se convierten en un parque donde disfrutar un descanso, conciertos al aire libre o un tradicional picnic de baguette y fromage.  Foto: Bruny Nieves. 

En verano los alrededores de la Torre Eiffel se convierten en un parque donde disfrutar un descanso, conciertos al aire libre o un tradicional picnic de baguette y fromage.  Foto: Bruny Nieves. 

Museos para todos los gustos 

El Museo del Louvre es una parada clásica en cada guía turística. Pero, si no eres amante del arte clásico y ver la Mona Lisa no está en tu bucket list, te recomiendo que explores otras alternativas a tu alcance.  Debes al menos pasear por los alrededores del Louvre y apreciar este icónico palacio real convertido en Museo. Entre mis favoritos está el Centro Georges Pompidou, que además de ser museo de arte moderno es un centro cultural multidisciplinario que disfrutas desde antes de entrar.  De curiosa y moderna construcción, el Centro Georges Pompidou se encuentra rodeado de una extensa plaza donde artistas callejeros entretenienen al público. Su localización en el vibrante y central barrio de Beaubourg, hacen de una visita al Centro una oportunidad para adentrarse en el espírtu bohemio parisino.

Pablo Picasso, Auguste Rodin, Salvador Dalí, Edith Piaf y Honoré de Balzac, entre otras importantes figuras, tienen museos dedicados en la ciudad. Por lo que es posible encontrar uno que toque el tema que te apasiona.  Mis últimas dos visitas fueron con mi esposo y mi hijo, así que buscamos y encontramos una alternativa sumamente amigable y relevante para su edad: el Museo de Arte Lúdico, que en ese momento ofrecía una exhibición sobre los dibujos animados de Pixar. Este busca hacer divertida la visita a un museo con una colección dedicada al mundo gráfico de las tirillas cómicas, películas animadas, juegos de video, entre otros.

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    La Place du Tertre  , reconocida como la   ‘  plaza de los artistas  ’   por los retratistas y pintores que allí exponen, se encuentra a pasos de la Basílica del Sagrado Corazón que adorna la colina de Montmartre. Foto: Gladys Nieves.    

La Place du Tertre, reconocida como la plaza de los artistas por los retratistas y pintores que allí exponen, se encuentra a pasos de la Basílica del Sagrado Corazón que adorna la colina de Montmartre. Foto: Gladys Nieves.   

Caminar hasta la próxima sorpresa

En París se encuentra una aventura en cada esquina: cruzas un puente donde al final hay un músico acompañado de su arcordeón y un monito; sales del interior de la Catedral de Notre Dame y pasas un buen rato identificando las gárgolas que adornan su fachada; das un paseo por las riberas del río Sena y te topas con kioskos de vendedores de libros, tirillas cómicas y revistas antiguas. 

París se conoce mejor caminando pero con transportación pública puedes acortar camino. Está el Batobus en el río Sena con paradas estratégicas en monumento y barrios de interés. Además, el Metro que te lleva a lugares como la estación de Abbesses en el barrio de Montmartre, casa de la Basílica del Sagrado Corazón y de la famosa plaza de los artistas donde encuentras representaciones de la Torre Eiffel en diferentes medios. 

Si viajas con niños y con tiempo, en las afueras de la ciudad se encuentran dos parques de diversiones, Disneyland y Astérix. El parque Astérix está inspirado en un famoso comic francés que sigue las aventuras de los habitantes del pueblo Gaulse, liderados por Astérix, mientras resistían la ocupación romana. Ambos son accesibles con el sistema de trenes RER y cuentan con opciones de alojamiento.  

    
 
       
 Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    El complejo cuenta dos parques, Disneyland y Walt Disney Studios, e icónicas atracciones como It’s a Small World, Pirates of the Caribbean y Rock’n’Roller Coaster. Foto: Bruny NIeves

El complejo cuenta dos parques, Disneyland y Walt Disney Studios, e icónicas atracciones como It’s a Small World, Pirates of the Caribbean y Rock’n’Roller Coaster. Foto: Bruny NIeves

Es difícil resumir todo lo que se puede disfrutar visitando un destino tan interesante y diverso como París; por esto puede ser la ciudad del amor y una entretenida escapada familiar. Espero que mi compendio te ayude a ver esta ciudad bajo un nuevo cristal. Además, no hay por qué limitarse de disfrutar veladas románticas por andar en familia; después de tanta caminata, de seguro los nenes se quedan dormidos en el restaurante. Bon appétit y Santé.