Un viaje consciente

Un viaje consciente

He viajado, pero no siempre de la misma manera o quizás con la misma consciencia. Puedo decir que cambié mi forma de viajar hace alrededor de quince años. Cuando pequeña, el atractivo mayor de mi entorno era el reino Mágico y sus alrededores. Demasiadas veces cometimos el gran pecado de ir a Sea World a ver los delfines y a las ballenas, en literalmente una bañera.