Iguazú, el paraíso en la Tierra

Iguazú, el paraíso en la Tierra

El río Iguazú, que significa “agua grande”, es el responsable de la unión entre Brasil y Argentina. Entonces, el río Paraná, que de acuerdo a los indios es el “Padre del Mar”, se encarga de añadir a Paraguay en este punto de encuentro. La triple frontera de Brasil, Argentina y Paraguay, bañada por los ríos Iguazú y Paraná, es uno de los pocos lugares del mundo donde se puede vivir en armonía entre diferentes culturas, lenguajes y grupos étnicos.

Una nevada de alborozo en Vermont

Una nevada de alborozo en Vermont

Para aquellos que vivimos en el trópico, y que los cambios de estación son totalmente verde, el paisaje invernal de Vermont, limpio y níveo, siempre resulta fascinante. Aunque se nos congele nuestra sangre ardiente acostumbrada a la calidez isleña, a pesar de tener que vestir capas y capas de ropa y pese a que quizás tengamos más habilidad para los deportes acuáticos… ir a esquiar a la nieve se convierte en todo un suceso trascendental.

La riqueza sabia de Perú

La riqueza sabia de Perú

Fue un despertar. Todo comenzó en el vuelo que tomamos de Lima hacia el aeropuerto de Juliaca; hay que volar a Juliaca para luego ir en autobús hasta Puno. Éramos muy pocos turistas en el avión, la mayoría de los pasajeros eran nativos.  Al entrar, observé a una diminuta anciana sentada en las primeras butacas.  La humildad que emanaba de sus arrugas y la dulzura que afloraba por las pupilas me conmovió enormemente. 

Lima, entre páginas pintadas de gris

Lima, entre páginas pintadas de gris

El avión comenzó a descender, por la ventana se veían las montañas de los Andes conquistando las nubes. Ya más cerca de la línea de aterrizaje, a pocas millas de la costa, la imagen como de revista National Geographic: casi veinte barcos cargueros anclados uno cerca del otro.  Las embarcaciones adornaban el azul verdoso del mar con sus colores rojo, amarillo y violeta. En la orilla, a una distancia considerable, se veían edificios de dos y tres pisos pintados en tonos rosado, anaranjado y verde; como los brillantes aretes que engalanan el rostro de una adolescente.